[nov09]

Dos nuevas entrega de propuestas:

-nov09 para niños/as de 2º de primaria, pincha aquí

-nov09 para niños/as de 5º de primaria, pincha aquí

 

 

[oct08]

Una nueva entrega de propuestas: oct08 para niños/as de 4º de primaria, pincha aquí

 

[dic07]
[La primera entrega de propuestas está debajo de este texto de presentación, es para 3ª de primaria]

 

Estando como está el asunto parece increíble que en la escuela pública se dedique el tiempo de dos clases semanales a impartir clase de religión (podemos hablar algún día sobre ello). Parece que lo lógico sería que cada uno aprendiera el hecho religioso en el ámbito familiar y que se formara en el lugar y el momento apropiados para ello: las clases de catequesis en la iglesia, el templo, la mezquita, la sinagoga… Al menos esta es mi opinión.

No quiero entrar tampoco en el asunto de los profesores de religión, que todos pagamos (incluso ateos, agnósticos o creyentes de otras religiones) con nuestros impuestos y que se contratan desde instancias religiosas, algo totalmente disonante con la situación del resto de profesionales de la docencia. Tal vez algún día algún gobierno se atreva a meterle mano a este asunto o, más bien, al tema de la Iglesia en general, que tanto chirría con el planteamiento de un estado laico y moderno como el nuestro. (Parece increíble que sea la Unión Europea quien nos tenga que dar un tirón de orejas y nos obligue a cobrar el iva a la Iglesia; como increíble es la cantidad de dinero negro que mueve la institución (¿os han dado una factura por encargar una misa de difuntos, o por el pago de una boda?); como increíble es el Concordato… en fin).

Si la clase de religión en el aula es, a mi entender, un grave error, no quiero hablar de cual es el panorama para los niños que asisten a “alternativa a la religión”. Esta asignatura es un espacio en blanco en el tiempo de la docencia: los niños que a ella van no pueden aprender nada para que sus compañeros, los que van a catequesis en horario escolar, no pierdan comba en el desarrollo de la materia.

Mis hijos asisten a “alternativa” desde que están escolarizados y cada año la profesora correspondiente ha intentado resolver la cuestión de “qué hacer sin enseñar nada” durante dos horas a la semana. Y es que si en esas horas se hiciera apoyo o alguna otra actividad relacionada con el resto de la docencia los padres de los niños de religión podrían enfadarse (¿es increíble, no?); de hecho en una reunión de padres un año tuve un pequeño enganchón con una madre por sugerir que trataran de aprovechar más esas dos horas.

Este año propuse a la profesora de Juan enviarle unas propuestas para que trabajara con libros (cuentos y poesías), por si le interesaran. Los libros son un recurso perfecto, más si se trabaja con grupos pequeños.

Como el trabajo ya lo he hecho, aquí os dejo la primera entrega, por si pudiera resultaros de utilidad en vuestro centro o tal vez de punto de partida para desarrollar vuestras propias propuestas. Si hiciera más actividades las colgaría aquí también. Por cierto, estas propuestas están pensadas para tercero de primaria.

 

 

1 propuesta

Antonio Rubio, El murciélago Aurelio, SM

Es fácil, después de leer este libro en clase se puede jugar a coleccionar palabras que tengan solo una vocal: a, e, i, o y u. Incluso se pueden hacer algunas frases: ana canta nanas cada mañana, ese pez es verde, vi mil iris, otro oso gordo con pololos rojos, un zulú!... a Juan le gustan mucho estos juegos.

Luego podéis copiar cada uno en su cuaderno la poesía última y que la aprendan (qué buena es la memoria, eh), eso os puede llevar una o dos sesiones. Piensa también que podéis hacer un saco de palabras, o en botecitos de cristal meter palabras de vocales en papeles recortados: un botecito para palabras solo con a, otro con e, etc.

 

 

2 propuesta

Úrsula Wölfel, 28 historias para reírse, Kalandraka

Podéis leer algunas y ver si os hacen gracia, o que cada uno elija su favorita de las tres o cuatro que se han leído.

Hablar por qué nos hace gracia una cosa.

Preguntar si conocen algún chiste

(el humor es una cosa muy seria, la verdad, y difícil)

Podemos tratar de recoger más chistes para la próxima sesión y hacer luego un pequeño cuaderno con chistes.

Se puede hacer un cómic del chiste que más nos gusta.

 

 

3 propuesta

Úrsula Wölfel, 28 historias para reírse, Kalandraka

La última historia (p.61) acaba por hacernos bostezar. ¿Por qué los bostezos son tan contagiosos? Se puede buscar información al respecto: libros, internet, lo que sea (tendrás que buscar tú antes algo, a lo mejor), ¿sabéis de más cosas contagiosas? (la risa, el malhumor, los gritos, la gripe, los piojos…) hablar de todo ello: ¿por qué las cosas se contagian? De ahí se puede acabar hablando sobre todo lo que nos rodea nos afecta. En fin, se me ocurren muchas cosas al respecto.

 

 

4 propuesta

Gianni Rodari, Cuentos para jugar, Alfaguara

Rodari es un super clásico, si no conoces su Gramática de la fantasía te lo recomiendo, seguro que hay mil propuestas para el aula, de todas formas para una próxima entrega lo uso y así lo conoces.

Este libro es una maravilla, se lee el cuento hasta antes del final y se pide a los niños que hagan un final. Luego, cuando el grupo ya se ha puesto de acuerdo se leen los tres finales propuestos por Rodari y se elige el que más nos guste (del del grupo o de Rodari). Se puede hacer tantas cuantas veces se quiera, hay bastantes cuentos, te podría dar para varias sesiones, o para usarlo en sesiones que hayan resultado más cortas.

 

 

5 propuesta

Pedro C. Cerrillo, Trabalenguas, SM

Aquí tienes un libro de trabalenguas. Podéis leerlo entero y podéis memorizar los que más os gusten. Podéis buscar más: preguntar a los amigos, trabalenguas de otros países o en otros idiomas, buscar en libros, internet (www.elhuevodechocolate.com). Incluso podéis inventaros alguno, es muy sencillo, se buscan palabras similares y se combinan. Es divertido.

 

 

6 propuesta

Jennifer Boudart, La gallinita roja, Publications Internacional

Es un cuento tradicional inglés.

Lo podéis leer y se puede comentar luego.

Se puede hablar sobre el trabajo o la pereza, hacer o no hacer cosas, sobre el trabajo en equipo, etc.

Además se puede hablar sobre el pan: ¿cómo se hace? ¿Podemos juntar los ingredientes y hacer pan? En la granja escuela en la que trabajé unos meses lo hacíamos fácilmente usando el horno de la cocina, tal vez, hablando con cocina, algún día podríais hacer pan después de haber leído este cuento.

 

 

7 propuesta

Eduardo Polo, Chamario, Chamario

Es un maravilloso libro de poesía.

La verdad es que podrías leer algunas (el tren, la bicicleta,…) y hablar sobre ellas. Incluso se podría copiar la que más os guste y que cada uno se aprenda una para hacer un día un recital entre todos (incluida tú, claro, hay que dar ejemplo)

 

 

8 propuesta

Jürg Schubiger, Franz Hohler y Juta Bauer, Así empezó todo, Anaya

Aunque este es un libro para más mayorcitos creo que nos puede servir de modelo. Un cuento muy chulo es el de la página 16.

De hecho a Juan le encantan las historias de mitología que explican de donde vienen las cosas (las plantas, los animales, etc). La idea es leer una o dos historias de mitos de orígenes y que luego ellos se inventen y escriban (primero oralmente, en grupo, y luego cada uno pasa su idea al cuaderno) el origen de cualquier cosa: la mesa, la estantería, el libro, la ventana, la canasta de baloncesto, la pizarra…

Si no conoces ningún mito puedes buscar la historia de Eco y Narciso, es un ejemplo para explicar por qué Eco es como es y esa flor se llama Narciso (tienes la historia aquí: http://quiksilver.wordpress.com/2006/09/04/el-mito-de-eco-y-narciso/ ).

A estos niños les empieza a gustar mucho la mitología, si quieres para próximas entregas trabajamos algo.

 

 

9 propuesta

Gloria Sánchez , Sieta casas, siete brujas y un huevo, SM

Este libro lo he escogido porque me encanta. Es divertido y se puede leer bien en clase (lo puedes leer tú, o los niños, es bueno que leáis todos, que sea una fiesta todo lo relacionado con los libros, no una clase más).

Después de leer y comentarlo se puede buscar información sobre:

-cuentos de huevos. Hay muchos, y además yo tengo debilidad por ellos, jejeje.

-información sobre el huevo: qué es, algunas anécdotas (el huevo de colón, qué fue antes, el huevo o la gallina, etc)

-recetas sencillas que se pueden hacer con huevo.

Comentarios   

+1 #1 Fátima 24-10-2013 21:07
Yo trabajo con ellos la educación en valores ya que me niego a que sean horas vacías. Tratamos temas como la autoestima, salud, interculturalid ad, cuidado del medio ambiente, normas de convivencia, consumo inteligente, ... Tratamos situaciones de la vida cotidiana y ellos exponen sus experiencias y establecemos debates.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

logo palabras del candil

tierraoral

LogoAeda

diseño de la web: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   ::o::   ilustración de cabecero: Raquel Marín

Licencia Creative Commons Este web está bajo una Licencia Creative Commons.