Fue Pablo Albo, en una cafetería de Las Palmas de Gran Canaria, quien me recomendó este libro. A mí César Malloquí me gusta mucho, creo que es un estupendo escritor de novelas de aventura, supuestamente juveniles, pero yo soy adulto (o al menos eso parezco) y las leo con gusto. Lo cierto es que Las lágrimas de Shiva las leí de un tirón, en una mañana que tenía que ir a Madrid para unas gestiones. Cuando terminaba la última página estaba llegando a Guadalajara. Creo que ha sido la vez en la que mejor he sobrellevado eso de hacer recaditos; es que ni me enteré. No hay nada como un buen libro para hacer el viaje más gozoso.

 

Novela -- jóvenes y adultos

lagrimasshiva

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

logo palabras del candil

tierraoral

LogoAeda

diseño de la web: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   ::o::   ilustración de cabecero: Raquel Marín

Licencia Creative Commons Este web está bajo una Licencia Creative Commons.